miércoles, 5 de septiembre de 2018

DOS EN UNO.....

   Ya estamos camino del otoño; pronto todos retomaremos nuestras rutinas y la costura volverá a tener un lugar principal en mi tiempo de ocio.
   Este verano he cosido poco; el buen tiempo, los días más largos, vivir en una isla maravillosa... invitan a pasar mucho tiempo fuera de casa y arrinconar el dedal y la aguja.


Entre las pocas cosas que he hecho, una es darle una segunda oportunidad a una falda que de tanto uso había cedido la cintura en demasía y no me sentía cómoda con ella. 
Gracias al pinterest, descubrí la opción de integrar  un tejano a una falda y para mi fue la solución perfecta. Es algo sencillo pero el resultado me ha encantado.



Podemos hacerlo con una falda que ya tengamos o bien utilizar una tela; en mi caso utilicé la falda blanca y unos pantalones cortos tejanos.



Para evitar que la falda se deshilase, hice un pespunte alrededor del contorno.



Corté la cintura original cuyo frunce estaba ya muy cedido.



Dividí el contorno en cuatro partes iguales y marqué con unos alfileres.



Tomando como referencia la cintura de la espalda (no la de la parte delantera), medí la distancia por dónde debía cortar el tejano. Fui marcando todo el contorno, añadiéndole a la medida final el margen de costura, para luego cortar. Mi punto de referencia era el final de la cremallera y los bolsillos laterales.


Pasé un zig-zag por todo el margen para evitar el deshilado.


Comprobé el largo de la falda, una vez, añadido el tejano y ví que era excesivo; así que marqué en la falda el trozo de tela que debía cortar. Pasé un pespunte un poquito por debado de esa señal y corté. Volví a marcar las cuatro partes de la falda


Dividí el tejano en cuatro partes iguales y las hice coincidir con las marcadas en la falda, haciendo coincidir la orientación. Añadí muchos alfileres para repartir bien la tela de la falda en el contorno del tejano.


Pasé un hilván y luego lo cosí a máquina.


Listo!!!!!


Hasta otro ratito!!! Feliz inicio otoñal...

sábado, 4 de agosto de 2018

PEQUEÑOS DETALLES, GRANDES MOMENTOS

     Con la llegada del verano y el calor, las rutinas del resto del año cambian y nos apetece dedicar el tiempo libre a otras cosas. Por eso, hace una semana, celebramos un desayuno para dar por finalizado este curso y descansar para renovar ideas y recargar pilas. Fuimos muchas y nos acordamos de todas las que por diferentes motivos no pudieron venir.!!!
 
 
   Por supuesto,  en cada encuentro me gusta agasajarlas como ellas se merecen y me pongo manos a la obra para hacerles un pequeño detalle que siempre les recuerde estos grandes momentos que vivimos juntas.
 

   Este año les hice un tulipán que acompañado de una nota personalizada y un neceser transparente para viajar o para cualquier otro uso que quieran darle.
   Les encantó y para mi eso es una gran satisfacción!!!!!
   Os voy a explicar como he hecho las flores; hay un montón de tutoriales en la red pero me entretuve en hacer fotos y así teneis mi versión.
 

   Para hacer el tallo, usé palos de pinchito; uno me parecía que quedaba  muy pobre y junté dos y los uní con cinta floral verde. También podéis unirlos con un bies o con cualquier otra cinta de corlor verde que tengáis. La cinta floral va muy bien porque tiene un poco de adherencia y no hace falta coser para que quede fija. Otra opción también sería utilizar un palo más grueso y pintarlo de verde....


   Cortamos un rectángulo de 15cm x 9 cm, y doblamos uno de los lados largos como un centímetro hacia dentro.


   Rematamos el otro lado largo con un zig-zag para evitar que se deshile mucho.


Doblamos el rectángulo por el lado largo, derecho con derecho y cosemos.



   No hagáis mucho caso al cambio de la tela.... es que me despité a la hora de hacer las fotos.
   Pasamos un hilván por el lado rematado a zig-zag; utilizamos un hilo gruego, tipo perlé.


   Colocamos el rectángulo en el tallo teniendo en cuenta que al darle la vuelta éste no debe sobresalir. Tiramos del hilo y le damos varias vueltas para que la flor quede sujeta

 
   Colocamos la flor en su posición final y rellenamos con floca



Utilizando un hilo del color similar a la tela, unimos dos lados del tulipàn con un par de  puntadas.


 
   Y luego hacemos lo mismo con los otros dos lados enfrentados,  Rematamos bien y aprovechamos para poner un pequeño abalorio.



   Dibuje un patrón para la hoja que tenía un poco más de 15 cm de largo.


   Marcamos el patrón sobre un estabilizador, guata, fieltro o cualquier otro material que haga que la hoja tenga un poco de cuerpo,


   Elegimos las telas para la hoja, enfrentamos derecho con derecho y colocamos el estabilizador encima,


   Cosemos alrededor dejando un hueco para girar por la parte mas recta.

 
Le damos la vuelta bien y cerramos el hueco con punto escondido,
  


   Hacemos un pespunte todo alrededor de la hoja


Colocamos la hoja en el tallo y la fijamos a punto escondido. También puse una gotita de silicona para ayudar a que no se moviese.



Lista!!!!




   Ahora, hay que darle el acabado final.....






    Para hacer el neceser transparente seguí este tutorial; os recomiendo encarecidamente el blog y los videos-tutoriales de esta chica porque sus explicaciones son magníficas.

 
    Me puse manos a la obra cortando el vinilo, el bies y seleccionando las cremalleras.



   Poco a poco iba acabándolos.....


            Una cinta para hacer de tirador .......


   Los rellené un poco para que no perdiesen la forma y ya pasaron a la sección de empaquetado.





   Luego cada una, le da el uso que más le guste.




Os deseo que tengáis un verano fantástico y que disfruteis de todo lo que os rodea.
Hasta otro ratito!!!!