lunes, 4 de junio de 2018

CAPAZOS PARA EL VERANO


   Los capazos de palma natural siempe me han gustado para el verano. Aquí os enseñaba el primero que tunee y que usé muchiiiiisimo.
   El año pasado compré uno que encontré en un mercadillo local y con el que tuve "amor a primera vista"

.... me encantó....
   Cargar el bolso mucho es algo difícil de evitar, por lo menos para mi, y eso provocó que la palma fuese cediendo y el capazo se estirase bastante. Tendría que haberle puesto un forro un poquito más corto para evitarlo.... pero la falta de tiempo y las prisas por estrenarlo fueron las culpables de que no lo hiciese.😔
  Este año lo volví a sacar del cajón y al poco de usarlo ya ví que el deterioro iba en aumento y tenía que ir pensando en un sustituto.





   La moda veraniega apuesta este año por los capazos redondos y a mi me han encantado. 

   
Lo primero que hice fue quitarle las asas largas de cuero; me he acostumbrado a los bolsos de mano porque en el hombro siempre tengo que andar recolocándolos y me es muy incómodo.





Ya tengo unas asas de cuero para cualquier otro trabajo. 


Un poquito de cola blanca en los nudos finales de las asas para evitar que se deshagan.


   Una blusa de lino con un estampado de flores que usaron mis hijas cuando eran unas enanas y que yo guardaba para reutilizarla fue la elegida para hacer el forro del capazo.



Despacito y con un hilo que pudiese pasar desapercibido, fui cosiendo el forro todo alrededor del capazo.


Un bies en fucsia me sirvió para forrar las asas.


Unos hilos de algodón y unos abalorios para hacer las borlas.



Uní los dos extremos de las borlas con un nudo plano de macramé para asegurarme que quedaban firmemente colocadas.



   Sencillo, sin complicaciones y usando material que tenía por casa... Me gusta mucho cómo ha quedado y ya he comprobado que es muy práctico.
   Un beso a tod@s y hasta otro ratito.
 

No hay comentarios :